Si vas a realizar una mudanza con electrodomésticos, ¡nos necesitas!

Plataforma elevadora para mudanza - Mudanzas TDL

Si vas a realizar una mudanza con electrodomésticos, ¡nos necesitas!

Si las mudanzas pueden volver loco a cualquiera, ¡imagínate cuando tienes que cambiar de casa y llevarte los electrodomésticos! Además, la dificultad para sacar y transportar algunos de ellos te harán necesitar una plataforma elevadora para mudanzas, de ahí la importancia de contar con una empresa como la nuestra.

Pero al margen de este primer paso, en este post nos gustaría contarte qué debes hacer cuando tienes que realizar un cambio de domicilio y los electrodomésticos forman parte de las numerosas cosas que vas a llevarte.

Gestos básicos para mudarte con electrodomésticos

1.- Ponte en contacto con una empresa especializada

Si es fácil que una mudanza pueda desbordarte, mucho más cuando en el traslado existen objetos tan pesados y voluminosos como son una nevera, una lavadora, un horno o un lavavajillas.

Y aunque estos aparatos domésticos pueden, en la mayoría de los casos, tener unas dimensiones que les permitan pasar a través de la puerta de tu vivienda, si son muchos los que vas a llevarte, quizás te convenga contar con una empresa que disponga de una plataforma elevadora para mudanzas como es nuestro caso. Con esta maquinaria especializada ahorrarás tiempo y tendrás la garantía de que tus electrodomésticos no sufren golpes o percances a la hora de trasladarlos desde tu casa al camión de la mudanza.

Por eso, el primer gesto que debes realizar es ponerte en contacto con nosotros. Solo tienes que explicarnos cuántos electrodomésticos vas a trasladar para hacernos una idea del tamaño aproximado que esto supone.

2.- Prepara a tus electrodomésticos para la mudanza

Cuando se va a realizar una mudanza con electrodomésticos no puedes centrarte solo en proteger y embalar cuidadosamente estos aparatos eléctricos. Estos gestos son importantes, pero también lo es prepararlos para el viaje, sobre todo si quieres garantizar su perfecto funcionamiento cuando lleguen a tu nuevo hogar.

Por ejemplo, estas son algunas de nuestras recomendaciones:

  • Desconecta el frigorífico 48 horas antes de trasladarlo para garantizar que no vaya perdiendo agua durante el desplazamiento, especialmente si no cuenta con una función No Frost.
  • Desenchufa la lavadora y el lavavajillas unas horas antes de la mudanza y drena sus mangueras para evitar que pierdan agua que dificulte su traslado.
  • Limpia todos los electrodomésticos, tanto los grandes clásicos como otros más pequeños como el microondas o la plancha. Agradecerás que lleguen limpios, secos y sin restos de agua, grasa o humedad a su destino.

3.- Ahora sí, protégelos lo mejor posible

Lo ideal sería que conservaras los embalajes originales de los electrodomésticos para poder utilizarlos en la mudanza, algo que no suele ser muy frecuente. Si no es así, procura dar con embalajes de un tamaño similar para que los electrodomésticos encajen bien y no se muevan en su interior durante el traslado.

Si las cajas son de un tamaño un poco mayor no te preocupes. Puedes puedes solucionar este problema introduciendo mantas o sábanas que protejan el electrodoméstico y sirvan para rellenar espacio. Otra opción alternativa al uso de mantas o sábanas es utilizar plástico de burbujas. 

Una vez estén dentro de sus cajas, es importante que los huecos vacíos se rellenen con papel de periódico o porexpam. Así evitarás que se muevan dentro del embalaje y que no reciban golpes.

Con estos gestos y con la ayuda de una empresa especializada en mudanzas como la nuestra, tu mudanza con electrodomésticos será todo un éxito. Ponte en contacto con nosotros o pídenos un presupuesto y desde Mudanzas TLD te ayudaremos de manera rápida y económica.

Sin comentarios

PUBLICAR UN COMENTARIO