Traslado de plantas en una mudanza

traslado de plantas en una mudanza

Traslado de plantas en una mudanza

¿Alguna vez te has parado a pensar en cómo se debe realizar el traslado de plantas en una mudanza? Seguramente las has tenido en cuenta, si has hecho alguna vez una mudanza y quizás ahora estés pensando cómo actuar con ellas, si vas a cambiar de casa u oficina. Son muchas las personas que, en su momento, deciden no trasladarlas porque consideran que pueden hacer más largo el tedioso proceso en el que se puede convertir una mudanza. Sin embargo, algunas plantas pueden tener un gran valor y es normal que quieras seguir contando con ellas, a la hora de formar una atmósfera acogedora y agradable en tu nueva casa. 

Fuera de todo que te acabamos de contar, seguramente también valores todo lo que las plantas pueden aportar en tu hogar. Lo primero es que tienen propiedades muy beneficiosas y lo segundo es que son un elemento clave en la decoración de cualquier tipo de espacio. Pueden ser muy variadas, de distintos tamaños, hojas, color u origen. Desde luego, las plantas son unas de las principales culpables de que nuestro hogar u oficina puedan gozar de un toque especial. 

Realiza de manera correcta el traslado de plantas en una mudanza

Sin embargo, el hecho de que puedan ser tan diferentes, hacen que también necesiten distintos y específicos cuidados. Algo similar ocurre en el momento en el que queremos trasladar plantas en una mudanza. No todas tienen las mismas necesidades a la hora de ser movidas y, es más, existen algunas que, si el trayecto es demasiado largo, pueden pasarlo realmente mal. Por eso, lo mejor es que siempre acudas a empresas profesionales de mudanzas para que sean ellos los que te aconsejen y realicen el trabajo de la mejor manera. En Mudanzas TLD estamos capacitados para ayudarte. 

Vamos ya con algunas pautas que te pueden venir realmente bien a la hora de saber cómo realizar el traslado de plantas en una mudanza. ¡Toma buena nota! 

1- Haz trabajo previo: Esto quiere decir que debes adecuar las plantas antes del traslado. Elimina las hojas secas y, si puedes, realiza la tarea de podar las ramas.

2- No las dejes en las macetas: Aunque si confías en una empresa de mudanzas, lo normal es que no ocurra nada malo, las macetas son más propensas a romperse en caso de algún golpe de lo que puede llegar a ser un tiesto de plástico.

3- El papel burbuja puede ser tu gran amigo: Es verdad que un embalaje con cierto esmero, aunque sea relativamente sencillo, puede valer, pero no pierdes nada por apostar por este tipo de embalaje más consistente y que puede ofrecer una mayor protección.

4- Dales los cuidados necesarios: Lo primero es asegurarte de que van a viajar en unas condiciones que son idóneas para ellas. Además debes enviarlas con todos los cuidados que necesitan hechos por ti. 

¿Has aprendido algo más sobre el traslado de plantas en una mudanza? Desde Mudanzas TLD esperamos que haya sido así. ¡Dales a tus plantas el espacio que se merecen! 

Sin comentarios

PUBLICAR UN COMENTARIO