¿Es lo mismo un guardamuebles que un trastero?

Guardamuebles en Bilbao - Mudanzas TLD

¿Es lo mismo un guardamuebles que un trastero?

Guardamuebles y trastero son términos que suelen utilizarse indistintamente, como si hicieran referencia a la misma realidad. Y aunque es evidente que existe una clara similitud entre ambos, no debemos olvidar que se trata de conceptos distintos, tal y como te vamos a contar en este post basándonos en nuestra experiencia alquilando guardamuebles en Bilbao.

Diferencias entre un guardamuebles y un trastero

Simplemente con acudir a un diccionario podemos hacernos una idea de por dónde van los tiros. Al buscar estos vocablos vemos que un trastero se define como un “habitáculo para guardar trastos” mientras que un guardamuebles se describe como un “espacio acondicionado para guardar muebles”. Pero profundizando un poco más, vemos que estos son los principales aspectos que los diferencian:

1.- Cómo es el espacio

El  trastero es un espacio relativamente pequeño, en forma de habitación y que sirve para almacenar todo tipo de objetos. La mayor parte de las viviendas cuentan con un trastero para que sus inquilinos dispongan de un espacio extra en el que almacenar los enseres que no usan, que están viejos o que son de otra temporada.

El guardamuebles es un espacio de mayores dimensiones que está especialmente acondicionado para el almacenamiento y conservación de muebles y enseres. Los guardamuebles se alquilan cuando, por distintas razones, es necesario almacenar una cantidad de pertenencias muy voluminosa que suele incluir piezas de mobiliario.

2.- Cómo es el régimen de propiedad

Un  trastero es una estancia más en muchas viviendas, de ahí que gran parte de la población tenga un trastero en propiedad. De no ser así, pueden alquilarse tanto a particulares como a empresas especializadas.

Un guardamuebles es poco frecuente tenerlo en propiedad. Normalmente se trata de espacios que pertenecen a empresas como la nuestra que los han acondicionado para alquilarlos en función de sus metros cúbicos de capacidad.

3.- Cómo es el acceso

Cuando se alquila un trastero, se suele entregar una llave al arrendatario/a con la tendrá acceso al mismo siempre que lo necesite, sin tener que avisar a su propietario o a la empresa a la que se lo ha alquilado.

Sin embargo, el acceso a un guardamuebles se encuentra limitado al personal de la empresa de mudanzas que lo alquila. Serán estos trabajadores especializados los que atenderán a los clientes cuando estos necesiten hacer uso del mismo.

4.- Cómo es la seguridad

La seguridad de un trastero siempre será la adecuada si lo alquila una empresa profesional que arrenda este espacio con todas las garantías. Lo que ocurre es que no siempre es así, sobre todo cuando se trata de trasteros alquilados por particulares o por empresas que lo alquilan de forma no profesional.

En un guardamuebles existen siempre medidas de vigilancia y seguridad como detectores de humos, cámaras de videovigilancia, aislamientos antihumedad, seguro… En definitiva, un guardamuebles en Bilbao como los que ponemos a disposición de nuestros clientes son espacios que garantizan la seguridad y la óptima conservación de los bienes.

5.- Cómo se almacenan los enseres

La persona que alquila un trastero no tiene necesidad de hacer inventario de lo que guarda dentro ya que será ella misma quien tenga acceso a su interior. Siempre sabrá lo que contiene y dónde está cada objeto que haya guardado.

Quien alquila un guardamuebles tiene la obligación de realizar un inventario de los enseres almacenados para asegurar su protección y vigilancia. Solo con la elaboración de un inventario detallado y con las pertenencias debidamente identificadas podrá reclamar a la empresa que se lo haya alquilado en el caso de producirse un robo, un incendio o algún otro tipo de contratiempo.

En Mudanzas TLD contamos con un servicio de alquiler de guardamuebles en Bilbao a precios muy competitivos. Pídenos un presupuesto para almacenar tus pertenencias y que se conserven en perfecto estado.

Sin comentarios

PUBLICAR UN COMENTARIO