Cómo transportar las obras de arte en una mudanza

como transportar las obras de arte en una mudanza

Cómo transportar las obras de arte en una mudanza

Cuando uno se propone comenzar con una mudanza, se preocupa especialmente por cuidar al máximo todas sus pertenencias. Anteriormente ya hemos hablado de que, algunas de ellas, pueden resultar especialmente valiosas en el apartado sentimental al ser, por ejemplo, recibidas en una herencia o siendo un regalo. Además, a esto hay que sumar que lo artístico también puede gozar de un gran valor económico. Teniendo en cuenta estas consideraciones, seguro que quieres hacer las cosas bien, así que vamos a darte una serie de pautas para saber cómo transportar las obras de arte en una mudanza. Ya podemos decirte que una de ellas es acudir a los servicios de una empresa especializada. En Mudanzas TLD estamos completamente preparados para ofrecer el servicio más completo y profesional. ¡Tus obras de arte estarán a salvo con nosotros! 

Realizar una mudanza debe ser un proceso ilusionante. Estrenar un nuevo hogar o local debe ser un motivo de felicidad y hay que afrontarlo con los nervios propios de comenzar una nueva vida, pero nada más. Si la mudanza llega a ser algo realmente estresante y que te produce muchos quebraderos de cabeza, es que algo se está haciendo mal. Puede dar algo de pereza, pero nunca puede convertirse en algo que afecte a la salud. ¡Confía en los profesionales!

Descubre cómo transportar las obras de arte en una mudanza

Siguiendo con el proceso de cómo transportar las obras de arte en una mudanza, quizás quieras conocer algunos consejos para que tus cuadros, lienzos o esculturas viajen con todas las garantías. ¿Te apetece conocerlos? Vas a hacerlo en las siguientes líneas. 

1- Rellena las cajas: Cuando introduces una obra de arte dentro de una caja, lo normal es que no se adapte a la perfección a la forma de la misma. Eso puede hacer que tu pertenencia se mueva durante el traslado y se dañe. Por eso debes rellenar los espacios sobrantes con algún material acolchado que la proteja. 

2- Elige el plástico de burbujas: Es lo mejor para embalar cuadros. Con este material no se verán dañados y, además, contarán con una eficiente protección. De este modo, su transpiración estará totalmente garantizada. 

3- Comprueba: Puede parecer una tontería, pero ahora que ya sabes cómo transportar las obras de arte en una mudanza, no lo estropees por no hacer las comprobaciones pertinentes. Fíjate en que no haya roturas en los embalajes o que los mismos no estén ejerciendo presión sobre la obra de arte. Además, debes mirar que no exista ningún tipo de movimiento. 

¿Cuentas con nosotros para realizar tu mudanza? Estaremos encantados de ayudarte.

Sin comentarios

PUBLICAR UN COMENTARIO