¿Cambio de oficina? Toma nota para trasladar equipos informáticos

Cambio de oficina - Mudanzas de oficinas en Vizcaya

¿Cambio de oficina? Toma nota para trasladar equipos informáticos

Como empresa especializada en mudanzas de oficinas en Vizcaya, sabemos mejor que nadie lo dificultoso que pueden ser estos traslados si no se planifican con cierta antelación y se cuenta con una empresa profesional como la nuestra.

Cuando un negocio lleva mucho tiempo utilizando las mismas instalaciones, se acumulan una gran cantidad de objetos. Especialmente se acumulan archivadores cargados del papeleo que año tras año se ha ido guardando, “por si acaso se vuelve a necesitar”. Afortunadamente, la digitalización de muchos procesos de trabajo ha reducido notablemente la acumulación de documentos en papel, lo que a la hora de realizar una mudanza se agradece.

Pero claro, no todo iba a ser bueno en este proceso de informatización laboral. A la hora de realizar un cambio de oficina, los equipos informáticos son objetos pesados, costosos y delicados, por lo que deben ser trasladados con cuidado para evitar su deterioro. En este post te contamos algunos consejos para transportar estos equipos sin que sufran incidencias.

Consejos para realizar un cambio de oficina con equipos informáticos

Obviamente, la mudanza será mucho más sencilla cuantos menos trabajadores haya en la empresa, ya que inevitablemente esto se traducirá en menos mobiliario y menos equipos informáticos. Aún así, estos consejos son aplicables siempre:

1.- El primer paso para trasladar los equipos informáticos de local será conseguir un embalaje especial para cada uno de ellos, acorde con su tamaño y su peso.

Lo más adecuado es que te hagas con una caja para cada parte, es decir, si son equipos de sobremesa, debes reservar una caja para la CPU, otra para el monitor y otra para el resto de accesorios (teclado, ratón, altavoces, cables…) que podrá ser compartida por varios equipos. 

2.- Una vez los equipos estén desconectados, desmontados y guardados por partes en sus respectivos embalajes, identifica el contenido que va en cada caja.

Ya sea la referencia del ordenador o el nombre de la persona que lo usa junto con la pieza que va dentro, ayudará a evitar problemas de localización que hagan que la mudanza se vuelva más lenta. Obviamente, si son pocos los equipos a trasladar puede que no surja este problema pero cuando estamos ante una empresa con un número elevado de puestos de trabajo (y, por lo tanto, de equipos informáticos) poner en práctica este consejo resulta fundamental.

3.- En el caso de la CPU de los ordenadores de sobremesa, colócala de tal forma que se mueva lo menos posible dentro de su embalaje.

Una vez guardada, no olvides colocar una capa de poliespán por encima y rellenar los huecos con bola de papel de periódico. Es la mejor manera de garantizar un traslado sin que estas piezas corran riesgos.

4.- Por otro lado, en el caso del monitor, debes cubrir la pantalla con un plástico o una tela fina que evite que se raye.

Existe una especie de plástico acolchado que resulta muy útil en estos casos. Y al igual que hacíamos con la CPU, rellena los huecos con chapas de poliespán o bolas de periódico para garantizar que no se mueva durante el traslado.

5.- Para finalizar, en Mudanzas TLD te recomendamos que utilices una pegatina que ponga  FRÁGIL acompañada de la leyenda “equipo informático”.

Así, nuestros operarios mudanzas de oficinas en Vizcaya sabrán qué tipo de artículos están trasladando y tengan el cuidado necesario.

Siguiendo estos consejos, verás cómo el cambio de oficina se realiza de manera más rápida y tus equipos informáticos no sufren ningún percance.

Sin comentarios

PUBLICAR UN COMENTARIO